El Mistel Ataca

0
2

El Mistel fue una de las armas más extrañas desarrolladas durante la agonia del tercer reich un avión llevaba a otro enganchado en la parte inferior relleno de explosivos que después soltaba como si de una bomba se tratase.

El Mistel 1 fue la principal combinación operacional y obtuvo su mayor éxito en marzo de 1945. Empleado para frenar la marea del avance soviético, en puntos estratégicamente importantes como los puentes sobre el Oder o el Neisse (a menos de 80 km de Berlín) y el puente ferroviario de Steinau, consiguió detener a los soviéticos durante dos días.

 

 

Los artilleros soviéticos que defendían las cabezas de puente sobre el Oder en marzo de 1945 se resistían a creer a sus ojos. En la lejanía había aparecido un avión de extraña silueta.

El avión picó a gran velocidad y después pareció dividirse en dos. La parte más pequeña viró alejándose bruscamente, pero la sección más grande continuó acercándose.

Los rusos no podían saberlo, pero estaban a punto de ser alcanzados por la bomba más grande desarrollada en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial: una bomba volante con características muy particulares, como recuerda uno de los pilotos de aquellos días.

“Nos zambullimos en un picado vertiginoso, ganando velocidad hasta alcanzar los 600 km/h. El Oberfeldwebel (sargento primero) que encabezaba la formación comenzó su aproximación final apuntandohacia los puentes del sur. Poco después aumentó su picado y yo lo seguí. Tuve que hacer un esfuerzo para mantener el objetivo, un puente ferroviario en Steinau, en el centro de mi visor.

.

 

.

“Ésta era la fase más importante de la misión. Era preciso sujertar firmemente el propio avión en la aproximación final.

La más mínima desviación habría influenciado los delicados giróscopos del piloto automático que controlaba la enorme bomba volante situada debajo de mi caza. Era una experiencia que llamábamos ‘volar con tus nervios’, especialmente cuando se hablaba de ataques sobre objetivos fuertemente defendidos.

El punto ideal de suelta estaba poco más o menos a mil metros del objetivo.

A esa distancia, la bomba volante difícilmente habría fallado su objetivo, pero tampoco la artillería antiaérea ligera enemiga podría fallar.

El indicador de velocidad señalaba 650 km/h y el Mistel continuaba su picado. El piloto automático estaba funcionando perfectamente y todo el sistema avión-bomba volante habría podido volar sin que nadie lo guiase.

Pero, ¿dónde estaba el temido fuego antiaéreo? “Ya podía distinguir claramente el puente en todos sus detalles: una estructura de vigas de hierro que se apoyaba sobre unos sólidos pilares de mampostería . Para estar seguros de hacerla añicos incluso con una cabeza de guerra de tres toneladas

el Mistel debería chocar exactamente contra uno de aquellos pilares, cosa que requería una precisión milimétrica, pero también una buena dosis de fortuna.

“Puedo ver la sección del puente encuadrada en mi visor. Una pequeña corrección y el retículo luminoso y uno de los pilares coinciden perfectamente. ¡Adelante! Una ligera presión sobre el pulsador de lanzamiento fue seguida por el sonido amortiguado de los bulones explosivos y de pronto mi Bf 109 está libre. Una brusca virada hacia el oeste y después pongo rumbo hacia atrás. “

.

.

.

Los primeros vuelos del Mistel, en 1942, utilizaron un avión ligero de enlace sobre el dorso de un planeador, remolcado por un Ju 52 de transporte. Las pruebas llevaron al prototipo Mistel 1: una combinación de un caza y un bombardero.

Después de los ataques sobre el Sena, 75 cazas nocturnos Ju 88G fueron transformados en Mistel 2 (abajo) con un caza Fw190A-8 sobre el dorso como avión de mando.

 

La combinación Bf 109/Ju 88 (arriba y abajo, a la izquierda) fue la primera en entrar en servicio. Poco después del desembarco en Normandía, en junio de 1944, los Mistel 1 con base en Francia realizaron ataques contra la navegación aliada en la bahía del Sena.

 

La falta de Ju 88G-1 llevó al Mistel S.3A (abajo). El uso de la combinación Ju 88A-6/Fw 190 causó problemas, ya que los dos aviones usaban combustibles diferentes. Por su escasa autonomía, estos aviones se utilizaron para adiestramiento

 

 

.

 

 

“Una enorme fuente eruptó hacia el cielo. No puedo saber si era de agua, de fango, de tierra o de la sólida estructura del puente a causa de una gran nube de humo que cubría el puente, pero ahora tengo otras cosas en que pensar. Los artilleros soviéticos han salido del pasmo y disparan al tuntun.

De pronto, otro avión aparece a mi costado. Tras un primer instante de terror, reconozco el Bf 109 que estaba sobre el Mistel de cabeza y el miedo deja sitio aun enorme alivio. Ambos levantamos nuestros pulgares en un signo de satisfacción. ¡Ningún problema!

Ninguno de nosotros sabía con precisión dónde nos encontrábamos, pero ambos éramos ‘zorros viejos’ y descubrir y reconocer una línea ferroviaria, una población, o una carretera para orientamos no constituía un problema a plena luz del día. Además, ¡habíamos concluido con éxito nuestra primera misión con los Mistel!”

La idea de un avión montado sobre el dorso de otro no era nueva. Los ingleses habían hecho una tentativa utilizando un hidroavión Short Mayo proyectado en origen para el servicio postal transatlántico.

La aplicación de la Luftwaffe era ligeramente diferente.

Durante gran parte de la Segunda Guerra Mundial, Alemania no contó en servicio con un verdadero bombardero pesado. Sin embargo, uno de los objetivos que el Ober-kommando der Wehrmacht (el mando supremo alemán) quería desesperadamente alcanzar precisaba una enorme carga de bombas: la base de la flota británica en Scapa Flow, en las Oreadas.

El Mistel parecía la respuesta adecuada. La teoría era simple. Un bimotor de bombardeo no pilotado sería atestado de explosivos y guiado hasta el blanco por un avión más pequeño montado sobre el dorso. Los primeros experimentos se hicieron en 1942.

.

.

.

En 1943, se encontró la combinación ideal en la asociación entre un viejo bombardero Junkers Ju88con un caza Fw 190 o un Bf 109 sobre el dorso. El piloto del caza guiaba la combinación utilizando los motores del bombardero hasta el momento del lanzamiento.

Así, efectivamente ambos componentes multiplicaban su radio de acción, el inferior porque no tenía que regresar y el superior porque no consumía combustible en el trayecto de ida.

Como bombas volantes, los Ju 88 eran impresionantes. Se les reconstruía para contener una carga hueca de 3,8 toneladas, dotada con una espoleta muy sofisticada. Durante las pruebas, la carga había perforado sin ninguna dificultad hasta ocho metros de acero y 20 metros de cemento armado reforzado.

Los primeros Mistel entraron en servicio operacional con una unidad especial de la Luftwaffe, el KG 200, en mayo de 1944.

Sin embargo, el ataque a Scapa Flow tuvo que ser abandonado cuando el desembarco de Normandía supuso nuevos, y más urgentes, objetivos. Un cierto número de misiones se realizaron con éxito limitado contra los muelles flotantes de los puertos aliados improvisados a lo largo de las cabezas de desembarco.

Los Mistel no fueron empleados de nuevo hasta 1945, cuando la situación de Alemania se había convertido ya en desesperada. Se planeó un ataque estratégico contra las centrales eléctricas cercanas a Moscú, pero después se renunció al mismo y los Mistel se utilizaron en el vano intento final de frenar el avance del Ejército Rojo, destruyendo puentes.

Durante unas pocas semanas, pareció que los Mistel conseguirían milagros. Sin embargo, se trataba de un éxito ilusorio. El enemigo soviético era ya demasiado fuerte y los Mistel eran sólo una gota de agua frente a un incendio devastador.

Mistel.

Thanks for rating this! Now tell the world how you feel via Twitter. .
Que le ha parecido el post?
  • Emocionado
  • Fascinante
  • Interesante
  • Aburrido
  • Malo
  • Indiferente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here