Heinkel HE 178

0
16

Heinkel HE 178.

Apenas una semana antes del inicio de la II guerra mundial, Alemania voló el primer  avión del jet del mundo. El jet era el Heinkel He-178 y su desarrollo pudo haber alterado el curso de la historia.

 

La historia de la turbina de gas (No confundir con un turborreactor para aviación) se remonta a 1872 cuando Stolze realizo los primeros diseños en los que incluía etapas de compresión. Ya en 1903 la compañía General Electric comenzó a trabajar en serio para desarrollar una turbina de gas funcional. Para los años 30 tanto Alemania como Reino Unido habían logrado desarrollos funcionales de turbinas perfilándose como medios de propulsión para aviones.

A la cabeza de los diseños alemanes estaba un joven ingeniero llamado Hans-Joachim Pabst von Ohain ayudado por otro ingeniero experto en automoción, Max Hahn. Interesado por la tecnología de la turbopropulsión, Ohain entro en contacto con Ernst Heinkel que le acogió en su equipo encomendándole el desarrollo de un turborreactor a escala real en 1935.

En septiembre de 1937 el primer turborreactor alemán, el HeS-1, arrancó utilizando como combustible hidrogeno gaseoso (Sistema poco viable).

El Heinkel He 178 fue el primer avión en el mundo que remontó el vuelo propulsado por un motor a reacción. Siendo un diseño estrictamente experimental de la firma alemana Heinkel, voló casi dos años antes que el Gloster E.28/39 británico, dando origen a una nueva etapa en el desarrollo de la aviación.

Unos meses mas tarde, patente ya la eficacia de la turbina, el RLM (Reichsluftfahrtministerium, Ministerio del aire del tercer Reich) instó a los principales fabricantes a que desarrollasen y mejorasen esa planta motriz para adaptarla a vehículos aéreos.

Heinkel, estaba tan entusiasmado por el éxito de la turbina que para evitar los retrasos de la burocracia no informo del proyecto al RML viéndose obligado a costearlo todo de su propio bolsillo. Solicitó a Karl Schwarzler la construcción de una célula para llevar esa novedosa planta motriz y de ahí nació el He 178. Se le adapto la nueva turbina HeS-3b que quemaba gasolina (Combustible mucho mas factible que el hidrógeno) y que equipaba un compresor centrifugo ofreciendo 495 kilogramos de empuje estático.

El turborreactor iba encastrado dentro del fuselaje ubicando la toma de aire en el morro y la tobera de salida en la cola, al estilo de los futuros cazas F-86 Sabre o MiG-15 Fagot. El 27 de agosto de 1939 fue una fecha decisiva para la aviación; el primer reactor, un He 178, emprendía el vuelo por sus propios medios con total éxito. Solo hubo un par de incidentes, uno protagonizado por un tren de aterrizaje defectuoso y otro causado por la ingesta de un pájaro por el sistema propulsor, pero el objetivo fue cumplido con creces. 20 meses más tarde el prototipo ingles Gloster E.28/39 alcanzó ese mismo objetivo.

Aunque el He-178 tenía claramente gran potencial, nunca fué producido en cantidad.

La fuerza aérea alemana no tenía un plano operacional del jet hasta agosto de 1944, demasiado tarde para tener un efecto decisivo en el resultado de la II guerra mundial.

Entonces estalló la guerra con Polonia. La fácil victoria germana en esta campaña y la siguiente obtenida sobre Francia hicieron pensar a los generales que todas serían iguales.

Ante sus ojos el Messerschmitt Bf 109 se perfilaba como el caza definitivo e imbatible y la Wehrmacht era un ejército imparable. Entonces Hitler obligó a toda la industria armamentística a detener cualquier proyecto que no fuese terminado en un año “¿Para que más? Entonces la guerra ya estará ganada…” pensaba.

Así terminó el He 178, aunque no obstante no dejaba de ser un prototipo sin vistas para convertirse en un caza. Simplemente era un demostrador con una velocidad punta 695 Km/h y con una autonomía de 10 minutos.

De todas formas el entusiasmo que el motor a reacción producía en los fabricantes de aviones militares les hizo ignorar esta norma siguiendo sus propios proyectos de forma autónoma.

Heinkel, estaba tan entusiasmado por el éxito de la turbina que para evitar los retrasos de la burocracia no informo del proyecto al RML viéndose obligado a costearlo todo de su propio bolsillo.

 

Heinkel HE 178

Thanks for rating this! Now tell the world how you feel via Twitter. .
Que le ha parecido el post?
  • Emocionado
  • Fascinante
  • Interesante
  • Aburrido
  • Malo
  • Indiferente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here