“Hagelkorn” (granizo)

0
451

.

Este proyecto es un ejemplo de muchos otros que llegaron a ser prototipos (o estuvieron a punto de estarlo), y que demostraron ser bastante eficaces, aunque no entrararan en servicio.

El diseño tuvo primeramente la denominación clave BV-226. Había sido ideado por el doctor Richard Vogt.

Se trataba de una bomba planeadora, pensada para ser lanzada desde el aire a gran distancia del objetivo, cayendo lentamente sobre él mientras el avión se mantenía lejos del alcance de las defensas enemigas.

Sin embargo, y a pesar de que parecía un proyecto bastante normal, tenía algunas particularidades. El Hagelkorn («Granizo») tenía una forma muy aerodinámica, sin las aparatosas protuberancias de otros diseños. Medía 3,53 metros de largo.

Sus alas eran muy largas (6,4 metros de envergadura) y delgadas, para asegurar una gran sustentación. Pero lo curioso era que no estaban hechas ni de madera ni de metal, sino  de hormigón, hecho en torno a un núcleo de acero. Esto era para producir un efecto de «aleteo» cuando el misil se soltaba repentinamente del lanzador. Simple y eficaz, el diseño era muy avanzado en su aerodinamica.

.

     .

[box type=»info»]El sistema de guia por radio pronto fue entorpecido por los britanicos por medio de interferéncias, así que se desarrolló un sistema basado en un receptor pasivo de ondas ultracortas (RADIESCHEN)[/box] .

Siendo una bomba planeadora, sin ningún tipo de motor, el alcance del Hagelkorn dependía directamente de la altura a la que fuera lanzado. El radio de planeo de la BV-246 de 1:25. Esto quiere decir que, por cada metro que caía, avanzaba horizontalmente otros 25. Por eso, si el aparato era lanzado a unos 7.000 metros, podría atacar blancos a 175 kilómetros, distancia realmente impresionante, incluso para el día de hoy. Su velocidad de 450 km/h (poco antes de impactar su blanco) también era destacable, tratándose de un planeador.

Así puede verse que se trataba de un diseño muy pensado, hasta los últimos detalles, y seguramente aprovechaba muchos de los conocimientos que los alemanes tenían sobre planeadores.

Pero este enorme alcance también necesitaba de un buen sistema de guía. Desde el principio se pensó al Hagelkorn como una bomba guiada por señales de radio. Sin embargo, esta idea perdió fuerza cuando los ingleses comenzaron a hacer gala de una gran habilidad para entorpecer las ayudas electrónicas alemanas, especialmente en los combates de cazas y bombarderos nocturnos.

.

   

Detalle de la bomba “Hagelkorn”
instalada como bomba parásito debajo de este bombardero Heinkel

 

.

El 12 de diciembre de 1943 el nombre se cambió de BV-226 a BV-264, siendo esa fecha la misma en la que se ordenó su producción. Se produjeron casi 1.000 unidades, pero el programa fue cancelado el 26 de febrero de 1944. Según parece, esta cancelación se debió a una decisión estratégica, que cortó todos los planes alemanes de misiles, exceptuando aquellos que ya hubieran demostrado buenos resultados.

Con el programa cancelado, los ensayos continuaron al parecer con las bombas ya producidas. Para esto se utilizó a la KG101.

Sin embargo, no fue este el final del programa. Repentinamente, a comienzos de 1945 se lo revivió con un nuevo sistema de guía. En lugar de la guía por radio, se lo repensó como misil antiradar, siendo tal vez el primer aparato en el que se probó el concepto, popular en la actualidad.

El dispositivo, denominado Radieschen, era un receptor pasivo de las ondas ultracortas utilizadas por los radares de la época. El nuevo modelo tenía una nariz modificada para albergar al dispositivo. Éste actuaba automáticamente sobre las superficies de control y el giroscopio, de manera que el misil se automatizó bastante.

.

La similitud a las bombas guiadas actuales nos hace ver cuan adelantados estaban los alemanes en esta tecnologia en los años de guerra

 .

De estos modelos se probaron diez unidades en el campo de pruebas de Unterlüss. Ocho fallaron, debido a la novedad de los equipos involucrados, que todavía estaban en desarrollo. Los otros dos lograron un buen resultado, aterrizando a dos metros del blanco.

La guerra terminó antes de que los BV-264 pudieran ser puestos en servicio, y es bastante probable que todavía necesitaran de muchas pruebas para ello.

.

.

.

.

Thanks for rating this! Now tell the world how you feel via Twitter. .
Que le ha parecido el post?
  • Emocionado
  • Fascinante
  • Interesante
  • Aburrido
  • Malo
  • Indiferente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por Favor Introduzca su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.